lunes, junio 10, 2013

"Buscando Mí Estrella": Un libro de lectura obligada


Una memoria del amor perpetuo de una madre y un secreto sin contar





¡Nuevos libros! ¿Cuánto vale la vida de un jóven atleta?, ¿Quién los cuida? Interrogantes que nos formulamos al leer el libro: “Buscando Mí Estrella” de la escritora cubana Maruchi Méndez que se presentó hace unos días y que ya se encuentra disponible en todas las librerías locales. El citado texto es una dramática historia de la vida real, contada por una de sus protagonistas: una madre que repentinamente pierde a su joven hijo, “Toti”, atleta estelar, debido a una muerte súbita cardíaca.


Maruchi Méndez, nacida en Cuba y exiliada en Miami  desde 1959, entrega su corazón en esta narración que mantiene en vilo de principio a fin y termina convirtiéndose en un doloroso canto de amor. La escritora perdió a “Toti” el 2 de abril de 2000 y luego se convirtió en una activista para que los deportistas accedan a electrocardiogramas, para evitar una tragedia como la suya, que afecta a 2.000 jóvenes anualmente en todo el país.

Cada año, el sistema de busca-talentos universitario monitorea el desempeño, la fortaleza, la velocidad y hasta el promedio de notas de los atletas, pero no logra hacer lo mismo cuando se trata de su salud. Los padres, ajenos al peligro, no toman en cuenta la posibilidad de una tragedia. Mientras tanto, cientos de atletas siguen muriendo repentinamente en pistas y campos de juego en todo el país.



Buscando mi estrella es la carta de una madre a un hijo extraordinario, su hijo dorado, el que se fue antes de tiempo. Es la historia real de Ramiro "Toti" Méndez, un jugador de béisbol universitario, estrella en Florida International University (FIU) y Westminster Christian High School de Miami. Toti, cuyos empeños atléticosadornaron los titulares locales, murió de una enfermedad cardíaca no detectada, sin saber la historia más importante de su vida: su mamá nunca tuvo la oportunidad de explicarle a Toti el secreto de su nacimiento.


El progreso que ha alcanzado Maruchi Mendez en nombre de su hijo está marcado por memorias y lágrimas. Pero, día a día, reafirman el amor de una madre y su determinación para contarle al mundo la historia de su hijo para prevenir que otros atletas pierdan su vida innecesariamente.