lunes, enero 21, 2013

Lance Armstrong y Oprah Winfrey: ¡Soberbia estratégica!




¡Una decepción más! Muchos analistas políticos aseguran que “la política” es la imperfección más sucia de nuestras sociedades. Y no dejan de tener razón. Son ampliamente conocidas las relaciones de muchos políticos internacionales con los oscuros cárteles del narcotráfico de quienes –comprobado en algunos casos- financian sus campañas. Y así, la lista de casos de políticos corruptos, es enorme. Si bien el caso que nos motiva a escribir estas líneas, va mas allá de la política, pues es esencialmente periodístico/deportivo, la inmoralidad del personaje: Lance Armstrong, a propósito de la entrevista que le hiciera una destacada entrevistadora Oprah Winfrey, éste último fin de semana, no deja de tener un parecido con determinadas figuras de la “corruptela” política internacional actual, quienes en algún momento de sus vidas, decidieron apelar a determinados medios y/o periodistas para limpiar estratégicamente “algunos de sus actos ilegales”, de su tan vapuleada reputación. 


¿Estratégico no? Por supuesto que sí y a muchos les da buenos resultados: el perdón asegurado. Se recuerdan cuando el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, fue expuesto a nivel internacional en 1998, cuando se dio a conocer que había mantenido una relación extramarital con la becaria Mónica Lewinsky. El 11 de septiembre de ese año, el entonces mandatario enfrentó a la opinión pública para decir que lo sentía. El caso de Lance Armstrong y Bill Clinton es cuasi la misma figura, foto, imagen, la diferencia es que el caso del expresidente fue un asunto de “faldas” mientras del ex ciclista "arrepentido" es el "dopaje".  
Cargado de "arrepentimiento", Armstrong se puso a disposición de Winfrey para disculparse de todos sus “actos ilegales cometidos”, ante la opinión pública (el programa lo vieron más de tres millones de televidentes).


 ¿Very easy no? Después de confesar el consumo de sustancias prohibidas, el maltrato a sus familiares y amigos, durante la parte central de su carrera, “estoy pagando el precio, pero me lo merezco” ha dicho un Lance Armstrong  quien demás se siente “profundamente arrepentido”. Totalmente risible la imagen de este caso y la de un Lance impenetrable ante cámaras y que a muchos los llena de “congoja” y a otros simplemente “los escandaliza”.  
Nosotros tuvimos la ocasión de ver ambas partes de la entrevista vía el canal Discovery y no nos “acongoja menos nos escandaliza”…todo lo contrario, nos pareció una entrevista “preparada” precisamente para ayudar “al pobre ex ciclista” a recuperar su alicaída imagen. Felicitaciones Oprah Winfrey…algunos se “comieron el anzuelo”…Nosotros ¡No!