sábado, febrero 18, 2012

Ángel Sánchez rinde homenaje a las divas Audrey Hepburn y Grace Kelly



El diseñador venezolano presentó en la Semana de la Moda de Nueva York una elegante colección de vestidos de noche inspirada en las décadas de 1940 y 1950 del cine






Nueva York (EFE).- El diseñador Ángel Sánchez presentó ayer en la pasarela de la Semana de la Moda de Nueva York una elegante colección de vestidos de noche inspirada en las décadas de 1940 y 1950 del cine, con la que rinde homenaje a divas como Audrey Hepburn y Grace Kelly, quienes fueron íconos y referentes de la moda y de la elegancia. "La cinematografía y la época más glamourosa del cine siempre han sido mi inspiración. En los años 40 y 50 la mujer se veía divina y eso se proyecta en mi colección de alguna manera", dijo Sánchez.







El venezolano presentó su colección otoño-invierno de sensuales vestidos largos y cortos, con variados escotes como los palabra de honor o los asimétricos de un solo hombro, adornados con pedrería, volantes que envuelven sutilmente el cuerpo o con capas superpuestas, algunos complementados por guantes largos. "Con esta colección quise hacer una referencia y un homenaje a esas divas que se quedan en la memoria de uno cuando de chico veía esas películas", recordó el diseñador, que ha vestido precisamente a mujeres destacas en la moda como la actriz Eva Longoria. Considerado por los entendidos como uno de los diseñadores internacionales con mayor prestigio, Sánchez sostuvo que esa época del celuloide "es sinónimo de elegancia, de una mujer sofisticada que le gusta impactar pero que no exagera, que tiene la media justa de lo que es el glamour y quise que esta colección tuviera eso: El lujo sin caer en el demasiado, todo en la medida justa".



Sánchez, que también ha vestido a las actrices de la pantallar grande Sandra Bullock y Meryl Streep, y a las cantantes Renée Fleming y Taylor Swift, dijo además que para él la actriz Audrey Hepburn representa toda la elegancia a la que hoy ha rendido tributo en la pasarela. "Para mí Audrey Hepburn es la eterna diva a la que siempre hago referencia. Ella tenía esa elegancia y conocimiento de la moda. La sabía llevar con mucha clase", indicó Sánchez, quien también mencionó a la mexicana María Félix, reseñó Efe. "Son mujeres que siempre veo en mis colecciones", afirmó el modisto que presentó 26 piezas, algunas de ellas en versiones de corto y largo. El venezolano, que estudió arquitectura, admitió que su profesión ha influido en sus propuestas, y que en esta ocasión estuvo presente en la construcción de volantes y piezas superpuestas, así como en el movimiento de los vestidos. "Me encanta el movimiento, la libertad que te da una organza al aire. Digo que es como una geometría en movimiento, me encantan los volúmenes a base de sobreponer cuadrados y organza en distintos tamaños. Le da un volumen muy interesante, y para mí, como arquitecto, no me gusta que el traje se vea acartonado", afirmó.



En esta ocasión dejó de lado los colores fuertes, para decantarse por una paleta de tonalidades doradas, así como por combinaciones de blanco y negro, dorado, amarillo mostaza, blanco con adornos en plateado o dorado, lila, azul y negro, y en tejidos como organzas, sedas y crepés. "Es una paleta bastante inédita en mi trabajo. Usualmente trabajo con colores más sólidos y quizás más fuertes. Quise trabajar con esos sofisticados plateados, dorados y grises, explorar con los metales", explicó Sánchez. Asimismo subrayó que como diseñador lo que siempre busca es explorar con nuevos materiales y colores. "Mi trabajo está dedicado a que la mujer se vea bella, a la que ha sido mi cliente por años", subrayó para finalizar el diseñador criollo, residenciado en Nueva York desde varios hace años.