miércoles, julio 13, 2011

Maira Landa: “La música en Concierto para Leah es un paliativo a tanto dolor”


La escritora cubana Maira Landa se encuentra en la ciudad de Miami en plena promoción de su novela, “Concierto para Leah”, quinto lugar en el prestigioso Premio Planeta de España en el 2009. La escritora, residente en Puerto Rico, firmará sus libros este sábado 16 en la Librería Universal. Razones de sobra para charlar con ella.

-Concierto para Leah, es un libro que nos acerca a una historia de la Alemania Nazi ¿Por qué?
-La historia me apasiona y tengo una biblioteca extensa sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. Es un período muy interesante por sus características y los personajes protagónicos. Siempre me llamó la atención, pero no lograba entender cómo algo así pudo suceder. Después de toda la investigación que hice, confieso que todavía no lo entiendo.


-En la construcción de la novela se entretejen el encantamiento artístico musical en una coyuntura de guerra, ¿fue doloroso el proceso creativo de Concierto para Leah?
-Muy doloroso. En infinidad de veces lloraba mientras escribía. Me tocó muy profundo el destino de esas personas inocentes que fueron vejadas y masacradas. Leí innumerables testimonios de sobrevivientes y, además, visité Auschwitz. Caminé por sus calles, entré a las barracas, al laboratorio de horror de Mengele, a la cárcel, las cámaras de tortura, a una cámara de gas y a un crematorio. Estuve en el paredón y en el patio central donde se efectuaban los recuentos. Allí se respira el olor de la muerte. El horror que sentí en esa ocasión nunca se disipará. La música en Concierto para Leah es como un paliativo a tanto dolor, un contrapeso, un alivio para el lector.

-¿Qué satisfacciones le ha traído Concierto para Leah?
-Se dice que la literatura debe entretener y eso está bien. Sin embargo, considero que también debe ser profunda y dejar alguna huella en el lector. Concierto para Leah me ha sorprendido. Primero se defendió solita entre 492 novelas presentadas al Premio Planeta 2009 y quedó en quinto lugar. La agente literaria Antonia Kerrigan de Barcelona la leyó y aceptó representarme, lo cual para mi fue una sorpresa y es un privilegio. A su publicación ha despertado un gran entusiasmo entre sus lectores. He recibido cientos de mensajes coincidentes. Me dicen que cuando la comienzan no la pueden soltar, que les encantó la combinación literatura-historia-música y otras expresiones más. En cinco meses se agotó la primera edición y estamos comenzando con la segunda


-¿Qué perspectivas tiene con respecto a Concierto para Leah?
-Que algunas editoriales internacionales se interesen en ella y que Leah toque el corazón de mucha más gente.

-¿Se distribuirá en Centro América, América Latina y Europa?
-Nada me haría más feliz.

-¿Se traducirá a otras lenguas?
-Mi agente la mandó traducir al inglés y recibí el manuscrito hace unos días. Es una sensación interesante y extraña ver mi texto en otro idioma. Lo sería aún más si estuviera en un idioma desconocido para mí, como el chino o el árabe.

-¿Qué países visitará en esta promoción de su libro?
-En esta ocasión solamente estaré en Miami y en Buenos Aires.


-¿Cómo surge su vínculo con la escritura?

-Mi papá era profesor de matemáticas y mi mamá de español. Ambos eran grandes lectores. Los recuerdo siempre con un libro en las manos. Siempre me gustó escribir, pero la vida me llevó por otros derroteros, hasta que decidí cursar una Maestría en Creación Literaria, creada por el Dr. Luis López Nieves, el famoso escritor puertorriqueño quien fue, además de mi profesor, mi director de tesis. Fue una experiencia fabulosa que me llevó a descubrir que escribir es lo que quiero hacer el resto de mi vida.

-Sabemos que además de la narrativa incursiona también en la poesía ¿Cuál de estas disciplinas literarias surgió primero en su vocación de escritora?

-La poesía es otra cosa, es ritmo, rima, métrica. Escribía versos desde pequeña, pero siempre las he considerado bastante malas, por eso están en una gaveta. La narrativa me gusta más, sobre todo la que fluye como una buena poesía. Se nota cuando un autor de novelas y cuentos también es poeta. Algo siempre aflora en la trama, aunque no se de cuenta.


-En su papel de escritora, ¿Qué temas forman parte de su búsqueda?
-Los que dicen algo, los que van más allá. Por ejemplo, la historia. Nunca escribiría sobre temas banales. Me gustan las novelas con un mensaje, de las que aprendo algo a la vez que disfruto su lectura. Soy una lectora voraz y muy exigente.

-¿Cuál es el encanto de la poesía?
-Que en pocas palabras puede expresar un mundo de sentimientos e ideas. Una buena poesía no tiene precio.

-¿De la narrativa?
-Los cuentos deben ser concisos, impactar al lector y resolver la historia con rapidez y efectividad. En cambio, la narrativa se toma sus licencias, tiene espacio para desarrollar más los personajes, las situaciones y la trama. No sabría cuál escoger, pero me dedico a la narrativa. La novela me gusta mucho.



-¿Quiénes son los escritores que han influenciado en su formación literaria?
-Es difícil señalar dos o tres porque de cada autor una recibe algo. Puedo mencionar a Maupassant, Chejov, Vargas Llosa, Amir Valle, aunque la lista pudiera ser interminable.

-Si tocamos el tema de escritoras emblemáticas, ¿a quien considera usted la escritora mujer más importante de todos los tiempos?
-A través de la historia la mujer ha sido relegada en el mundo literario y en otros tantos, por lo que ha habido menos mujeres escritoras. Desde mediados del siglo 20, en muchas partes del mundo esa situación ha comenzado a cambiar. Algunas han tenido grandes logros: Gabriela Mistral, Emilia Pardo Bazán, Doris Lessing, Carmen Posadas. Hoy hay excelentes escritoras en muchas latitudes.

Y en lo que respecto a escritores. ¿Quién es el más representativo?
De nuevo, mencionar uno solo es tan terrible como poner a una madre a escoger uno de dos hijos. Sábato, Onetti, Quiroga, Saramago y una larga lista.