miércoles, marzo 23, 2011

ELIZABETH TAYLOR IN MEMORIAM

La leyenda de Hollywood Elizabeth Taylor, que empezó en el cine de niña y se convirtió en una de las actrices con más talento y de vida más agitada de Hollywood, murió hoy a los 79 años. En una carrera que se prolongó durante siete décadas, Taylor fue cinco veces candidata al Oscar y se llevó la estatuilla en dos ocasiones. La mujer de los ojos violeta, comenzó en el cine a los 10 años y en varias ocasiones ha aparecido en las listas de los aficionados como la mujer más bella de la gran pantalla, sufrió numerosos problemas de salud durante años. Reconocida por su espectacular y deslumbrante belleza y actuación en películas como Cleopatra o ¿Quién teme a Virginia Woolf?, desde los años 50 rápidamente se transformó en uno de los Mitos del Séptimo Arte. Fue también popular por su tormentosa vida privada y su pasión por las joyas. En 1999 el American Film Institute la nombró como la séptima mejor estrella femenina de los primeros cien años del cine norteamericano.



Tras participar en varias comedias de escasa calidad, se hizo famosa a la edad de 12 años con la película National Velvet (1944), sobre un caballo de carreras, con otras dos estrellas también jóvenes entonces: Mickey Rooney y Angela Lansbury. Era una estrella ya en la adolescencia; con 14 años rodó El coraje de Lassie, y poco después una versión de Mujercitas. Su siguiente gran éxito sería El padre de la novia 1950, junto a Spencer Tracy y con dirección de Vincente Minnelli.

Las perspectivas de la carrera de Taylor mejoraron con sus trabajos en Un lugar en el sol (1951) con Montgomery Clift, Ivanhoe (1952) con Robert Taylor y Joan Fontaine, y especialmente cuando fue elegida para actuar, junto con James Dean y Rock Hudson, en la película Gigante (1956). Posteriormente fue nominada al Premio Óscar en la categoría de "Mejor actriz", por su trabajo en El árbol de la vida (1957), ambiciosa producción que intentó igualar el éxito de Lo que el viento se llevó. Protagonizó junto a Paul Newman el drama romántico Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc, 1958), filme que recibió críticas positivas de muchas fuentes. Su interpretación la hizo acreedora de su segunda nominación al premio Óscar por «Mejor actriz» y su primera candidatura al galardón BAFTA como «Mejor actriz británica». Durante las décadas de 1950 y 1960 se convirtió en una de las mayores estrellas del firmamento de Hollywood gracias a su presencia en los títulos citados y en otros como Suddenly, Last Summer (De repente el último verano, 1959) junto a Katharine Hepburn y Montgomery Clift (que le proporcionaría su primer Globo de oro y otra nominación al Óscar). Taylor y Clift mantuvieron una estrecha amistad hasta la muerte del actor en 1966. Con Una mujer marcada (1960), Elizabeth Taylor se llevaría su primer Óscar a la mejor actriz, alcanzando el récord de cuatro nominaciones en años consecutivos, sólo igualado por Marlon Brando.

Su estatus de estrella quedó reforzado con la película más cara en la historia hasta entonces: Cleopatra (1963). Por esta película, Elizabeth Taylor fue la primera actriz que cobraba la (para entonces astronómica) suma de un millón de dólares. Sin embargo, varias peripecias la llevaron a superar este récord: los múltiples retrasos y contratiempos del rodaje, y un porcentaje de la taquilla contemplado en su contrato, motivaron que ella terminase cobrando su sueldo multiplicado por siete. Fue en el rodaje de esta película donde conoció a Richard Burton; iniciaron un romance estando ambos casados, lo que provocó un enorme escándalo. Elizabeth Taylor interpretando a Cleopatra en la película homónima estrenada en 1963.A finales de la década de 1950, se acentuó su rivalidad con Marilyn Monroe, la otra gran estrella de los estudios Fox, si bien se especializaron en diferentes tipos de personajes. A partir de mediados de la década de 1960 su participación en el cine va perdiendo pujanza, aunque aún tiene ocasión de intervenir en varias películas de relieve, como Reflejos en un ojo dorado con Marlon Brando y ¿Quién teme a Virginia Woolf?, de la que se dice es su mejor interpretación, al lado de su marido Richard Burton. Por este trabajo recibió su segundo Óscar a la mejor actriz. Bye Elizabeth!!!