lunes, octubre 01, 2012

Midiala Rosales: “La música comunica sin palabras”



Escritora, periodista, cantautora pero sobre todo amante de la música, Midiala Rosales deja por un momento la pluma para entregarse de lleno al embriagador arte del canto y prodigar así toda su vena interpretativa a través de una serie de veladas musicals en Miami. Precisamente para descubrir su pasión por la música Miami en escena contactó con Rosales y fruto de una entretenida charla en las siguientes líneas. Allí va




Usualmente se asocia el nombre de Midiala Rosales, a su labor de reportera. ¿Cómo surge su vocación de cantante?

!Desde niña! Siempre he cantado, siempre he amado la música, aunque he tenido largos momentos de silencio, momentos que incluso han durado años en que he dejado la guitarra aparentemente olvidada pero siempre he tenido una voz en mi cabeza, repitiendo o tarareando una melodía enamorada que hizo alguien, que alguien más creo, porque en el mundo se han hecho canciones tan maravillosas que no es importante escribir otras, así que la música esta alli y canto cuando tengo la vena.


 ¿Cuéntenos cómo se da su primer recital?
Cuando conocí Zu Galería, el espacio creado por Manny López, supe que era el lugar perfecto para crear un punto donde los asiduos de ese lugar: poetas, pintores, escritores y gente de mucha sensibilidad en general, pudieran escuchar música ya que allí permanentemente se lee poesía, se hacen exposiciones de pintura, en fin, lo único que faltaba era un poco de música. Hablé con Manny y el aceptó, algo que agradezco muchísimo. De esto ha pasado mas de dos años, pero me gustaría que en Miami existiera un espacio que se convirtiera en un lugar donde la gente se aparezca en shorts y camiseta y con guitarra en mano o con un piano, un violín, un poema y que vayan a descargar, estilo pena cubana, estilo bohemio. Nadie se imagina la cantidad de creadores, músicos, cantantes, trovadores que están ahí en sus casas, olvidados, que no encuentran un espacio donde descargar. Un escenario bien informal adonde esas personas puedan acercarse a mostrar sus canciones, sus creaciones. 




¿Qué temas forman parte de su repertorio musical?

Mi repertorio es tan ecléctico, que lo mismo puedo cantar un bolero o un corrido mexicano, siempre que me identifique con la canción. Canto de todo: boleros, trova, pop en inglés o español. No discrimino. Por eso algunos de mis shows se llaman "Canciones del Alma". Algunas me han acompañado durante toda mi vida, otras las he descubierto más tarde por ejemplo, Veinte Años, de María Teresa Vera, canciones de la trova cubana, canciones de Tracy Chapman, de Dido, de Patsy Cline, de Joan Manuel Serrat, de Sabina, y también canciones compuestas por mí. Así que hay de todo, para todos los gustos.

¿Quiénes son sus referentes?
Si dijera que Silvio Rodríguez no fue uno de ellos, mentiría. Silvio influyó, creo, en toda una generación, quizás en varias y creo que lo seguirá haciendo, a pesar de que no esté de acuerdo con su terrible postura respecto al régimen que desgobierna Cuba. Pero han sido muchos, desde la música clásica, hasta Mercedes Sosa, Pink Floyd, los Beatles, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Lhasa de Sela, y muchos otros. Ahora estoy enamorada de una negra que canta con mucha pasión, Buika, y del estilo loco y moderno de Lady Gaga, también, así que voy de un extremo al otro, sin prejuicios.


¿Qué géneros musicales son de su predilección?
Me gusta la canción que diga algo, que tenga una buena letra, una buena historia. Pero también me encanta la salsa, el pop, el blues, la música negra americana en general. Y la trova cubana, por supuesto.

¿Cómo decide convertir un clásico del cancionero criollo peruano como Ódiame en versión hip-hop y/o rap?
Ah, esa fue una idea un poco loca. Ódiame es una de esas canciones del alma, que canto desde hace mucho. Entonces, un día se me ocurrió hacerle un arreglo que incluyera de todo, un poco de reggaetón, flamenco, timba cubana, pero sin alterar la línea melódica ni su esencia y me fui al estudio de un amigo y allí arme ese rompecabezas musical que termino siendo mi versión de Ódiame y que a mí me divierte mucho y que a la gente le ha gustado también y que se sorprende, porque dicen, ah, mira que canción es no la reconocía.


En su ejercicio musical e interpretativo se muestra muy versátil...

Gracias a la facilidad con que uno actualmente accede a la música de todo el mundo, me he dado a la tarea de buscar a esos creadores que están en la línea de lo que me gustaría hacer. Y he ido nutriéndome de todo eso que voy encontrando. Todos los días me meto en i-tunes a buscar música independiente, alternativa, música rara, dirían algunos. Y las compro. Creo que soy de las pocas personas que compran música en este mundo donde ya todos se la roban impunemente. Pero como respeto a los creadores y sé el trabajo que se pasa para producir una canción, pues la pago y me siento feliz. Así descubrí a Bat for Lashes, que es un grupo de mujeres que hacen unas canciones rarísimas y muy siniestras. Si la escuchas en un cuarto oscuro posiblemente enloqueces. Pero a mí me gustan por esa razón. Me gusta un grupo que se llama Camera Obscura, Jason Mraz, Madcom, Lhasa de Sela, y muchos otros. Pero ha tenido que pasar un tiempo para incorporar todo eso y desprenderme de la trova y su influencia. Ahora creo que ya esta digerida y eso me ayuda a crear cosas nuevas y autenticas, que empiezan a salir de una manera natural. Voy dejando la trova a un lado y experimento nuevos caminos. Aunque algo queda, siempre, siempre.

¿Cómo una poeta compagina el arte de la interpretación con la poesía?
Ah, bueno, pues muy fácil. Cuando escribo un poema que es muy denso, por decirlo de una forma, pues se queda como poema. Cuando el poema es mas ligerito, y se acerca más a la canción, pues trato de buscarle su sonido y a veces sale una canción, como en el caso de Amores, que empezó siendo un poema:
Amores perfectos
Amores fracasados
Malignos o inocentes
Fuertes o delicados
Amores que te hieren y otros que te cuidan
Amores que matan o que te dan la vida.


¿Y en que quedó su vena reporteril?
La televisión fue una gran experiencia, pero también fue una gran decepción, no del medio, sino de la concepción que tienen muchos de los que trabajan en él y lo dirigen. Me da tristeza que se utilice un medio tan masivo y que puede tener un impacto tan grande en la vida de millones de personas, solo para idiotizar al público. Me da urticaria las telenovelas, cuando cambio los canales y paso por la telenovela de turno, hay alguien siempre llorando, alguien tratando de matar a otro, una intriga tonta de la que todos se enteran menos el protagónico masculino, que es el imbécil de la trama, hasta el capítulo final. Me da urticaria los programas donde el público viene a exponer sus problemas, que yo se que en la mayoría de los casos son inventados y que tienen a la pobre ama de casa todo el día recibiendo toda esa negatividad de: mi padre me violo, mi mujer me fue infiel, mi hija adolescente es prostituta. Es una cosa malsana .Y luego los programas de farándula, donde descuartizan al artista y donde todo es tan superfluo que uno piensa, y ¿a quién diablos le importa eso? Entonces, sigo soñando con regresar a la TV, pero a hacer algo que valga la pena, no un reality show donde las personas se jalen los moños, ni un programa barato de chisme farandulero, aunque mejor no tentar al destino, porque al final, uno, desgraciadamente, tiene que ganarse el pan como pueda. 

¿Tiene planes para seguir desarrollándote como reportera?
Por supuesto. Siempre seré periodista. Ahora trabajo en un canal local hispano. El periodismo es una pasión, cuando lo pruebas una vez, siempre piensas como periodista. Yo leo las noticias todos los días, me entero de todo. Si no le doy un vistazo a como amaneció el mundo, me siento mal, me falta algo. Así que en algún momento, tengo que leer que está pasando. Leo El País, el Huffingtonpost, el NYT, Le Monde, el Nuevo Herald, muchos blogs, como Tumiamiblog, Mujerongas, el blog de Zoe Valdes que siempre está muy actualizado sobre lo que está pasando en Cuba. Hay blogs tan buenos que en muchas ocasiones informan más que los propios periódicos.



¿Cómo observa la efervescencia cultural de Miami?
Me encanta lo que está pasando en Miami. Me encanta lo que están haciendo Juan David Ferrer, Beatriz Arguelles, Lily Renteria y muchos otros, respecto al teatro, que ha tomado una fuerza tremenda. Me encanta lo que está haciendo Manny López promotor inagotable de la literatura, arte visual, en fin. Quien se iba a imaginar que en esta ciudad, que muchos llaman el cementerio de los artistas, existan lugares en donde las personas, un sábado en la noche, acudan en masa a escuchar poesía? Y de la buena. Y a ver los cuadros de los cientos de pintores que hay en esta ciudad y que tienen una obra magnífica. Hay poquísimos espacios pero los hay en donde se reúnen todos, poetas, escritores, pintores, fotógrafos, cantantes, músicos, y amantes del arte. Así que creo que Miami finalmente esta convirtiéndose en una ciudad cultural, como se merece y como nos lo merecemos las personas que vivimos aquí y que necesitamos más que un barbecue o una disco o ir a la playa. Porque nada de eso es cultura. Lástima que con tantos millonarios que hay en esta villa, no haya nadie que se acerque a estos lugares para que las cosas fluyan mas rápido y no se pase tanto trabajo para hacer cualquier evento, pero tengo la esperanza de que algunos aparezcan, en su momento.


¿Qué nos tiene que decir sobre los nuevos talentos los cuales salen a luz de manera independiente ?
Bueno, me parece que hay que salirse del carril de la industria musical. No más cancioncitas tontas para el gran público. De esas tenemos bastantes. No más espectáculo cirquero disfrazado de arte. Hay que hacer lo que salga del corazón, aunque no se gane ni un centavo con ello. Aquí en Miami hay algunos artistas que admiro, que han escogido un camino independiente, con un talento increíble, como Liset Alea, por ejemplo, que es genuina, creativa, independiente. Y hay otros, por supuesto, y eso es muy bueno.

Desde su óptica ¿Qué figuras destacan?
Bueno, ya mencione a una de ellas. No solo en Miami, hay mucho talento por ahí haciendo su música desde un rincón de la casa, subiendo los vídeos a youtube, que tienen a veces mas talentos que las cacareadas estrellas que siempre pasan en la radio. Hace unos días descubrí a una muchacha de 22 anos, que se llama Juliana Daily, es una chica que hace unos covers que te mueres, y con una voz, una madurez y un gusto musical exquisito. Ella solita, desde su casa, sentada en su cama y con una computadora y su conexión a internet. Es increíble. Si yo tuviera dinero la firmaba para hacerle un disco, pero al parecer, ninguno de los pejes gordos de la industria la ha notado. Pobrecitos. Deben estar ocupados con la carrera de Juanes o Shakira.


¿Qué destaca de la música tradicional cubana?
Toda la música cubana es buena. Toda, desde el danzón, el chachachá, el pilón, la vieja y la nueva trova, el son, la música guajira. De eso me siento orgullosa. Mi país, musicalmente, no tiene desperdicio. (Ay, se me subió la cubania).

Silvio Rodríguez se presenta eventualmente en New York ¿Qué opina al respecto?
Silvio es un mal ser humano que escribe canciones maravillosas. Misterios de la vida. Se supone que cuando existe un creador tan talentoso, haya detrás un ser humano igual de maravilloso, pero no. El es el ejemplo vivo de que un ser humano lamentable puede hacer canciones maravillosas.

¿Cuál es el encanto de la música?
No hace falta nada más. La música comunica sin palabras, te hace viajar sin necesidad de un boleto de avión, te emociona, te salva, te enriquece, la música te hace ver y descubrir lo que nunca imaginaste. Y es universal. No conozco a nadie a quien no le guste la música. Te puede no gustar la pintura, o la poesía, o la literatura, o bailar, pero la música, no. Es incontrolable. Imagínate un mundo sin música. ¡Me pego un tiro! ¡Qué terrible! ¡Qué vacío  Yo pienso hacer música toda la vida, aunque nadie la escuche, aunque nadie la entienda o le guste. Y si no puedo crearla, pues la escuchare siempre, y siempre estaré a la caza de esa canción que me haga sentir que el día vale la pena.


¿Cuál es el encanto de la poesía?
La poesía es una catarsis. La poesía es la palabra del alma. Es un lenguaje que solo dominan los poetas. No se aprende en ninguna escuela de idioma. Es un misterio que solo dominan unos pocos, los elegidos. Mientras que cualquier ser humano dice: Ay, por tu vida, mira que la vida es terrible, o, la cosa esta de pinga, como decimos los cubanos cuando ocurre algo trágico. (Por favor, no me quites la mala palabra). Los poetas, como César Vallejo, tu coterráneo, lo dicen de esta forma: Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.